Resultado de etiquetas “red social”

Llevo mucho tiempo dándole vueltas a la misma idea. Unos días de una forma, otros días de otra y, poco a poco, dándole forma. Hace poco más de una semana decidí comenzar un nuevo proyecto. Otra nueva aventura.

Con la cantidad de Redes Sociales que hay y la forma en que se están imponiendo, ahora que comienzan a abrirse para brindar sus servicios, no es complicado crearte la tuya apoyándote en ellas. ¿Porqué otra más? Porque la gente tiene gustos y pasatiempos muy distintos y no siempre encuentran un lugar donde compartirlos.

hellotxt

Con la fuerza que van tomando los servicios sociales (redes, comunidades y servicios en general) uno puede verse metido en varios a la vez. A la mayoría se acaba entrando de tarde en tarde, pero gusta que siempre haya actividad y que no parezca que has abandonado el sitio. Muchos optan por ir cambiando de vez en cuando su mensaje de estado, pero ir entrando en cada uno para ir actualizándolo es insufrible. Hellotxt se atreve a hacer esto por nosotros. Configurando cada una de las redes y servicios a los que pertenecemos nos permite mantenerlos actualizados. Usando el interfaz web, o añadiéndolo como contacto a gTalk o cliente Jabber, basta con escribir el mensaje que queramos y actualizará automáticamente nuestro twitter, Facebook, MySpace, LinkedIn y hasta 48 sitios posibles.

De los diferentes servicios de gestión de biblioteca personal que he probado, aNobii me ha parecido el más sencillo y completo. Te permite desde algo tan simple como añadir tus libros cómodamente indicando su ISBN, hasta una gestión bastante completa de tu colección. Es posible organizar los libros en estanterías (una forma de agrupar) y seleccionar cuáles pueden verse públicamente o no. Opcionalmente puedes indicar la forma y fecha de adquisición, las fechas de inicio y fin de la lectura; e incluso añadir comentarios y opiniones. Quizás lo más atractivo es la gestión de préstamos y la negociación de libros. Mantener controlado quién tiene tu libro o cuándo lo debes devolver es algo que siempre he echado en falta. Creando una lista de deseos hace más fácil a la gente que tiene libros que tú quieres el poder negociar contigo por los libros que tú tienes. Esto se refuerza con el enfoque de red social y la búsqueda de gente con gustos similares, convirtiendo tu red de amigos en una especia de club de lectura.

Otras funciones curiosas es la posibilidad de revisar tu colección agrupando por autores, idiomas y estado del libro (finalizado, sin leer o siendo leído). Echo de menos algo tan simple (y a la vez complicado) como los géneros y el poder indicar el estado físico del libro: a extrenar, como nuevo, buen estado, envejecido, deteriorado, desencuadernado...

Web de aNobii

Actualizado: Ya no me quedan invitaciones.

tuenti

Me he cansado de estar probando Tuenti y ahora lo quiero usar en serio. Como la mayoría de la gente que conozco pasa de entrar me sobran invitaciones a casco porro. Si alguno de los que seguís el blog estáis interesados, dejad un comentario y os mandaré una invitación.

Por el momento tengo 4 invitaciones disponibles para los cuatro primeros comentarios a esta entrada.

Actualizado: Ya no me quedan invitaciones.

tuenti

Gracias a la invitación de rubendomfer ya he dado mis primeros pasos por Tuenti. Cada día oía hablar más y mejor de esta red social española. Fue al ver el video de Ícaro Moyano (Responsable de Comunicación de Tuenti) cuando decidí que lo tenía que probar. Por mucho que mis amigos me dijeran que era para adolescentes y demás, yo lo tenía que conocer.

Mi primera impresión fue muy buena. El interfaz es muy sencillo. La sorpresa fue comprobar que, en contra de lo que creía, ya había gente que conocía allí. He jugado un rato con las opciones y por ahora no se que más hacer. Imagino que el problema es el reducido tamaño de mi red. Tendré que ir haciendo crecer mi red de una forma interesante. Parece que la finalidad de Tuenti es poder estar al tanto y en contacto con tus amigos como si estuvieras en la mesa de un bar donde elijes a quien mirar y a quién escuchar sin que lo que pasa en las otras mesas del bar te importe. Esto lo hace muy diferente al espíritu vírico de Facebook, donde todo el mundo te quiere invitar a algo porque a cambio le dan algo.

1
www.flickr.com