Archivos Septiembre 2006

Con cinco años a sus espaldas, ya era hora de que fuera al Warner Bros Park y ver por mi mismo lo que me habían contado. La cosa no empezó muy bien. Compramos la entrada + billete de tren cercanías. Es cierto que puedes ir al parque desde cualquier estación de cercanías, pero no nos quedó nada claro que no debía ser en el mismo tren. ASí que tomamos uno hasta Atocha, otro hasta Pinto y allí el ramal a Parque de Ocio, que aunque parece la misma línea algo descolorida en el plano, es una línea completamente diferente. Como además nos tocó "el tren de las ruedas pinchadas" entre una cosa y otra tardamos dos horas en llegar (desde que compramos las entradas). Menos mal que el resto del día se arregló. Apenas hicimos cola para entrar, aunque se nos hizo eterno. Debimos parecer adolescentes, incluso puede que más jóvenes aún. No habíamos avanzado casi nada y ya tenía fotos con Lucas. Dimos una vueltecita por Cartoon Village y no pudimos resistirnos a visitar la fabrica Acme creyendo que no nos mojaríamos. Ese fue el principio de un día divertido. Atracciones, actuaciones, más atracciones. Tuvimos suerte, apenas hicimos cola en nada, en un par de sítios. En La Sombra del Murciélago, unos diez minutos, y en el Hotel Embrujado, unos veinte minutos.

La comida del menú que tomamos no era muy buena, pero tampoco se salía demasiado de precio (catorce euros) y las tiendas no me parecieron tampoco caras: treinta euros por una cazadora vaquera de entre tiempo y veinticinco por un peluche más grande que muchos de los niños con los que me encontraba por el camino. Aunque fue un día de no parar de soltar dinero, creí que sería peor.

Es curioso que las atracciones en las que más de divertí fueron las más simples, y las más mojadas.

Google Reader fue mi primer gran fiasco con un producto de Google. No me parecía anda claro y, aunque me pareció muy buena idea tener una forma en la leer todas las entradas de mis fuentes de una forma tan rápida y sencilla, me pareció muy mal que fuera la única forma. Ya un compañero me advertía que debía adaptarme a las nuevas herramientas que los tiempos estaban cambiando, pero como desarrollador que soy, se cuando me toca ser usuario no debo ser conformista cuando un producto no me entusiasma por mucho que se me arrime el progreso. Al cabo de unos días quedó en desuso y opté por usar otros lectores que me parecían más prácticos aún sin tener el atractivo AJAX. Parece fue mucha gente la que dio de lado (hasta mi compañero también decidió dar un no al progreso) y se han planteado dar un buen lavado de cara a la aplicación.

No me ha dado tiempo a jugar mucho con él, pero enseguida se nota que Google está recuperando el concepto de "carpeta" frente al de etiqueta (ya lo hizo con Picasa llamándolo álbumes, aunque ahí echo de menos las etiquetas). Ahora todo aparece más ordenado pudiendo elegir que leer y estando obligado al orden cronológico de las actualizaciones.

La conjura de los necios

  • Título: La conjura de los necios.
  • Título original: A Confederacy of Dunces.
  • Autor: John Kennedy Toole
  • Editorial: Editorial Anagrama
  • ISBN: 8433920421
  • Colección Metatemas, 288 pgs

Ignatius Reilly es una treintañero que continúa viviendo a expensas de su madre con una visión muy particular del mundo. Dedica todo su tiempo a intentar mejorar a su manera la decadente sociedad, tan carente de "decencia y buen gusto", plasmando sus experiencias en lo que será su ópera prima literaria. Su vida es una comedia alrededor de su particular cruzada con su vieja compañera Mirna mientras espera a que Fortuna cambie su suerte al girar su rueda. A donde quiera que va es el desastre para los que les rodea. La comedia de un incomprendido contra el que todos conjuran.

Para una aplicación basada en AJAX usando Prototype resulta muy útil el uso de referencias locales (named anchors) para que el navegador nos muestre la porción de la página adecuada. Un ejemplo sería:

<?=$ajax->link('Añadir', null, array('fallback'=>'#add', 'url'=>"/miapp/add/", 'update'=>"add", 'complete'=>"new Effect.Appear('add');")) ?>
<a name="add"></a>
<div id="add" style="display:none"></div>

Este código se ejecuta sin problemas en Firefox, sin embargo en Internet Explorer su comportamiento es irregular, llegando a no hacer nada (aparentemente) la mayoría de las veces y no indicando un error en ningún momento. El problema comienza al tener el identificador de la capa (DIV) y el nombre del marcador (anchor) exactamente iguales. La solución más simple es llamarlos de forma diferente.

<?=$ajax->link('Añadir', null, array('fallback'=>'#add_pos', 'url'=>"/miapp/add/", 'update'=>"add", 'complete'=>"new Effect.Appear('add');")) ?>
<a name="add_pos"></a>
<div id="add" style="display:none"></div>

New Super Mario Bros

  • : Plataforma
  • : Nintendo DS
  • : 1-4 (multijugador con un solo cartucho)
  • : Nintendo
  • : 3+

Ya había jugado a Mario hace años en casa de un amigo. Nos pasábamos el mando entre los cuatro que nos reuníamos y nos divertíamos sin conseguir pasar el juego. Lo que antes era una consola enorme enchufada a un televisor ahora es poco más grande que el mando que usábamos. Pero hace tanto tiempo de aquello que se podría decir que es la primera vez que he jugado con Mario. No sólo me ha gustado el juego principal, en el que soy bastante malo, también lo paso muy bien con los minijuegos. Competir con otra DS en los minijuegos (sólo hace falta un cartucho, esto me encanta de Nintendo) tiene garantizada las risas.

Big Brain Academy

  • : Habilidad
  • : Nintendo DS
  • : 1-8 (multijugador con un solo cartucho)
  • : Nintendo
  • : 3+

En esta academia se calcula el peso de tu cerebro en función de los resultados de un test dividido en las categorías lógica, memoria, análisis, cálculo y asociación.

Compré este juego con mis reservas. Pensé que después de hacer un par de veces algunos tests me aburriría. Resulta muy entretenido intentar superar tu marca anterior aumentando el nivel de dificultad. Al compartir la consola con otra persona la rivalidad surge inevitablemente al comprar las marcas de cada uno. Las pruebas al jugar contra consola son realmente divertidas no parando de reír intentando responder más rápido que el otro. Pueden llegar a jugar hasta ocho personas con un único cartucho.

Nintendo DS negra

Desde que se anunció la posibilidad de una PlayStation portátil estaba deseándola. Nunca me llamó la atención el poder ver películas en ella ni su posible uso como reproductor de música, pero seguía deseándola cuando se acercaba el día de su lanzamiento de la PSP. Realmente fue un esfuerzo contenerme para comprarla, mucho más cuando por fin pude ver una de cerca. Me pareció mucho más grande de lo que imaginaba, pero se veía de maravilla. Quizás lo que más me ayudó a contenerme y no comprarla fue lo poco claro que estaba el poder conectarlo con mi PS2 para sacar provecho de los juegos que ya tenía. Y el tiempo pasó.

Las continuas y cada vez más desesperanzadoras noticias de la PS3 y el precio prohibitivo de la PSP para alguien que no juega demasiado me hizo mirar cada vez con mejores ojos aquella DS que me parecía tan incómoda y tan ridícula con su pantalla táctil. La PSP no me parecía más cómoda en principio, pero, ¿Cómo se juega con una pantalla táctil? El coincidir con gente que habiendo probado ambas me dieron pros y contras de cada una me ayudó a decidirme. Con ambas consolas disfrutaría, pero la DS se ponía más a mi alcance por precio, cantidad de juegos, precio de los juegos, posibilidad de multijugador (con un único cartucho), compatibilidad con su predecesora (de la que puedo conseguir juegos), por tener más juegos "rompecabezas" de mucho ingenio sin dejar de tener también juegos con buenos gráficos.

Mis primeros minutos con ella han sido bastante desconcertantes, sólo recuerdo haber tenido un producto Nintendo (Donkey Kong) que curiosamente también era de doble pantalla. Enseguida te haces con ella, aunque aún sigo liándome con los botones. La pantalla táctil… ¡me gusta!

En fin… otro cacharrín.

Etiquetas: Sony, PSP, Play Station

Cuando me hablaron de la película Ghost Rider y de qué trataba recordé que entre los comics que leía hace años me gustaba mucho uno de un esqueleto que montaba en moto. Como realmente no recordaba mucho más, me puse a buscar por Internet y ver capturas de comics de Marvel, quedándome impresionado con esos dibujos espectaculares que me han hecho comprar varios números de mutantes. La memoria juega malas pasadas (tengo reciente haber visto Memento), pero yo lo recuerdo en tomos gruesos, blanco y negro en papel no satinado. Como seguramente inunden los kioscos con reediciones de Ghost Rider puede que compre alguno. Sea como sea, la película me llama la atención. Parece exageradamente comercial, como a mi me gustan. El protagonista es Nicolas Cage, a quién curiosamente no lo agrada a la mayoría de la gente que conozco. Ahora pueden verle en llamas.

www.flickr.com