Resultado de etiquetas “usuario”

  • El inconsciente: No sé que está fallando.
    Pero, ¿qué error te sale? ¿Qué página estas viendo?
    Casi es lo mejor que te pueden decir.
  • El inocente: Yo no he hecho nada.
    Vale.
    Siempre lo dice el que ha tocado y sabe perfectamente lo que ha hecho.
  • El impreciso: ¿Por qué me pasa esto?
    ¿Qué es "esto"?
    Lo bueno de ellos es que si le dices un porqué te dejan paz y siguen trabajando felices.
  • El retrospectivo: Ayer funcionaba
    Lo mismo por eso no llamaste ayer.
  • El conservador: El anterior sistema era más intuitivo.
    Cuando aprendas éste, seguro que se vuelve intuitivo también.
  • El batallitas: Yo me acuerdo que hace tiempo pasó algo parecido, que no tiene nada que ver con eso, y lo arregló Ramón, un chaval que trabajaba aquí, que se llevaba mal con Luis y que era muy amigo de Santiago. Una vez, estábamos todos reunidos, se trajo de su casa un gato...
    Ya, si todos tenemos una vida muy interesante, pero, ¿el error?
  • El suspicaz: ¿Estáis tocando algo? Me ha dejado de funcionar.
    Claro hombre, me aburría y me dije, voy a tocar ahora mientras lo usas tú.
  • El curioso: ¿Ya funciona? ¡Qué bien! ¿Qué pasaba?
    La junta de la trócola.
  • El discreto: ¿Puedes venir un momento a que te enseñe una cosa?
    ¿No me lo puedes mandar por correo?
  • El pesado: ¿Está listo ya?(llamando cada cinco minutos)
    Si dejaran de molestarme por teléfono, lo mismo puedo acabarlo.
  • El aprovechado: Es que tengo que meter 200 direcciones una a una y es un coñazo, ¿no podéis hacer nada? ¿No? Pero eso tú lo haces un momento.
    Claro hombre, yo soy capaz de meter las direcciones de dos en dos por que uso ambas manos para escribir.
  • El pelota: Hola, ¿que tal te va? ¿Todo bien? ¿Te acuerdas del problema que vimos juntos y que tú solucionaste? Me pasa otra vez. ¿Cuando puedas serías tan amable de ayudarme?
    Se derriten de amabilidad, pero se convierten en pesados.
  • El agresivo: Esto es una mierda, no se puede consentir. Siempre estamos igual.
    No suelen ser curritos, suelen ser los jefes, que, además, no usan la aplicación.
  • El listo: Esto se arregla poniendo un if.
    Explícame qué es "esto" y ya veremos.
  • El superlisto: Mira, aquí puedes poner un if. Déjalo, que lo pongo yo.
    Ni de coña, tu explícame que falla que ya lo arreglo yo.
Si le hubiera preguntado a la gente qué querían, me habrían dicho que un caballo más rápido.

En wikiquote la frase es "Si hubiera preguntado a mis clientes qué necesitaban, habrían dicho un caballo mejor". Pero las dos me encantan.

[Visto en Microsiervos]
Podría ser que un día alguien llegase al médico y dijese:
- Doctor, estoy enfermo.
- ¿Qué le sucede?
- No se, usted es el médico, cúreme.

Lo triste es que no es un chiste. Muchas veces me han llamado para decirme "me sale un error" y de nada me ha servido preguntas del tipo ¿dónde te sale?, ¿qué pone?, ¿qué has hecho justo antes de fallase? . El usuario no entiende el porqué de estas preguntas, somos informáticos, somos nosotros los que entendemos.

Es triste que no aprobase quiromancia en Hogwarts, Colegio de magia y hechicería.

Día a día nos enfrentamos a las consultas de los usuarios. Ellos no nos entienden a nosotros ni nosotros a ellos. Proporcionar a nuestro usuario una nueva herramienta que facilite su trabajo desencadena un sinfín de quejas, problemas y alabanzas al sistema anterior, que curiosamente es superado por el nuevo. Todo esto lo refleja muy bien la parodia del monje que debe pasar del pergamino al libro.

Ver vídeo.

1
www.flickr.com