<<=PocketPuTTY: el PuTTY de bolsillo para tu móvil y PDA Del navegador al móvil con Mobile Barcode=>>

Cuando diferencio capacidad de aforo de un local. La crisis afecta tanto como la actitud en los negocios.

| 1 comentario | Sin trackbacks

No me sirve estar esperando el almuerzo que pedí veinte minutos antes y que me digan: El salón está lleno, estamos desbordados. No me sirve. No importa que el aforo de tu salón sea de 120 comensales. Apenas cuento 70 y ya demuestras tu incapacidad para gestionar la situación. En realidad, calculo, tu capacidad no es de más de 50 personas. Triste que no usemos para los locales la palabra capacidad para referirnos a la destreza, aptitud y talento.

No culpemos a la crisis de todo.

Triste fue también, hace unas semanas, cuando entramos en otro restaurante donde apenas había unas pocas mesas ocupadas y al pedir para dos nos responden que debíamos esperar. Sorprendidos por lo que veíamos, preguntamos si había gente esperando. No. No había gente esperando. Había mesas libres, pero teníamos que esperar. ¿A qué? ¿Al camarero invisble? ¿A que se conjuguen los planetas de forma favorable? Naturalmente, nos fuimos a esperar comiendo en el restaurante de al lado.

Mis experiencias en comercios es bastante mala en general. Recientemente estaba en un estanco y al llegar mi turno el dependiente se puso a hablar con su colega, que estaba el último de la cola, y le atendió primero. No sin que me quejara.

Es en tiempos de crisis cuando más se debe mimar al cliente. Es demasiado fácil culpar a las grandes superficies y a la crisis. Es mucho más difícil llevar bien un negocio.



Sin trackbacks

URL de TrackBack: http://res.mabarroso.com/bes/rbt.cgi/456

1 comentario

Ciertamente, hay muchos negocios que se llevan con una atención al cliente pésima, como si el cliente no fuese lo importante. Esa actitud de quien gana mucho y maximiza sus beneficios, todo ello con una displicencia ante la obligación de hacer las cosas bien indignante. Como dijo un señor en una cafetería que frecuentaba: yo pongo el café así, y quien no quiera que se vaya a otro lado. Lo realmente triste es que encima, en muchas ocasiones parece que el mercado no les castiga. Cosa que me parece, como mínimo, paradójico. Realmente, espero que esta crisis haga mejorar la atención al cliente de muchas empresas y ese todo vale porque sigo vendiendo pase a mejor vida.

Escribir un comentario

Indica tus datos para dejar el comentario o usa tu cuenta